viernes, 29 de marzo de 2013

HOT CROSS BUNS



   Hace años una amiga hizo en su casa un dulce típico y tradicional del Viernes Santo británico. Lo probé y me gustó aunque no procesé su nombre. 

Pero este hecho se me quedó grabado en el subconsciente y cada Semana Santa recordaba que en casa de Raquel una vez comí un dulce relacionado con la Semana Santa e Inglaterra.

 Hasta que la semana pasada, echando un vistazo al foro de Mundo recetas, una forera cuyo nick es Dare lo subió a la página y la lucecita se encendió.

Era él, el bollito del subconsciente...

"De este año no pasa" me dije, y al día siguiente nos estábamos pegando la merendola en casa con estos deliciosos panecillos. Freud podría estar orgulloso, el tránsito a la consciencia fue todo un éxito... sin necesidad de psicoanálisis ni nada de eso.




Investigando un poco, descubrí que es tradición anglosajona elaborarlos y comerlos en Viernes Santo. Se caracterizan por el dibujo de la cruz en su parte superior, realizado bien con una mezcla de harina y agua o con glasa. O también con dos simples cortes. Sea como sea, estos panecillos especiados y rellenos de pasas y fruta confitada están deliciosos recién hechos, tibios o bien al día siguiente, tostaditos y untados con mantequilla.

Como era un dulce que no había probado nunca ni había elaborado la receta anteriormente, estuve cotilleando un poco por la web y me hice mi propia composición, pero fundamentalmente fueron éstas las recetas que examiné: la que subió al foro de Mundorecetas Dare, que podéis consultar aquí, la del blog de Trotamundos,  Fook and Cook y la receta de Albahaca y Canela, todas ellas estupendas.

Como veis soy una bloguera muy aplicada y estudiosa ¿eh?


INGREDIENTES

Para los bollitos

  • Ralladura de un limón grandecito (sólo la parte amarilla)
  • 100 gr. de azúcar
  • 70 gr. de  mantequilla a temperatura ambiente
  • 500 gr. de harina de fuerza.
  • 7 gr. de levadura seca de panadería o 21 gr. de levadura prensada
  • 250 gr. de leche templada
  • 1 huevo
  • 1 cucharadita y 1/2 de canela
  • 1 cucharadita y 1/2 de nuez moscada molida
  • 1/2 cucharadita de clavo molido
  • 1/2 cucharadita de jengibre (como no tenía eché cardamomo)
  • 2 cucharaditas de sal
  • 100 gr. de pasas sultanas
  • 50 gr. de orejones troceados
(No os preocupéis si no tenéis todas las especias, podéis hacer vuestra propia mezcla, eso sí, que no falte la canela)
 Para la cruz

- Agua y harina (aproximadamente 120 gr. de harina y 100 de agua, pero tendrás que ir comprobando hasta que te salga una masa homogénea con la consistencia necesaria para hacer la cruz sobre el bollito sin que se desparrame)

Para el glaseado

  • 3 cucharadas de leche
  • 3 cucharadas de azúcar


PREPARACIÓN (THERMOMIX Y TRADICIONAL)

    Si vamos a utilizar la THERMOMIX po
nemos el azúcar y la ralladura del limón en el vaso y trituramos a velocidad progresiva, 5-7-9. Bajamos los restos que se han quedado adheridos a las paredes del vaso.

   Echamos la leche, la mantequilla y la levadura y programamos 2 minutos, 37º, velocidad 2. Vertemos el huevo y mezclamos 4 segundos velocidad 3.

   Añadimos la harina, las especias y la sal y mezclamos 10 segundos, velocidad 6 y luego velocidad espiga durante 2 minutos. Después las pasas y los orejones y amasamos a velocidad espiga un par de minutos más.

   Una vez realizado este proceso dejamos levar en el vaso hasta que duplique su volumen. Tapamos el vaso con un par de trapitos (o con la mantita rosconera...) y a reposar.

    Si los vamos a preparar de forma TRADICIONAL, rallamos el limón y calentamos un poco la leche, disolvemos la levadura y echamos en ella la ralladura del limón, la mantequilla y el azúcar.

   En un bol mezclamos la harina con las especies y la sal, hacemos un hueco en ella, vamos echando la leche y mezclando, añadimos el huevo y empezamos a amasar. Cuando esté todo integrado, echamos las pasas y los orejones y mezclamos bien. Tapamos el bol y dejamos reposar un par de horas o hasta que duplique su volumen.

   Una vez que ha doblado el volumen, sacamos la masa y la extendemos en una mesa embadurnamos de harina, la desgasificamos y formamos una bola. De ésta, dividimos en doce partes iguales y colocamos en la bandeja del horno cubierta de papel de hornear, dejando espacio suficiente entre ellos porque se expanden, cubrimos con un trapo, y la dejamos reposar durante un par de horas o hasta que los bollitos dupliquen su volumen.

   Mientras tanto mezclamos la harina y el agua para crear la masa con la que formaremos las cruces sobre los bollos.

   Y podemos ir haciendo la glasa. Para ello calentaremos la leche con el azúcar y cuando empiece a hervir dejamos reducir durante unos cinco minutos.

   Cuando los bollitos hayan alcanzado su volumen precalentamos el horno a 200º, metemos la masa con la harina en una bolsita de plástico y nos preparamos para formar las cruces. En este punto, como no sabía muy bien cómo saldrían, a unos poquitos les hice la cruz directamente, cortando la punta de la bolsita en una esquina y dibujando la cruz y a otras les hice la cruz con un cuchillo y eché la masa en las ranuras. Me gustaron los dos resultados, unos bollitos tenían un aspecto más refinado y otros fueron más rústicos...

   Cuando tengamos todos los pastelitos preparados y el horno haya alcanzado la temperatura adecuada, horneamos de 15 a 25 minutos o hasta que los veamos doraditos. Sacamos, ponemos sobre una rejilla y pincelamos con la glasa para que queden brillantitos.




Están riquísimos recién hechos, y el aroma que desprenden alimenta, pero no se mantienen tiernos mucho tiempo. 

Eso tiene una fácil solución. Al dia siguiente lo tuestas un poquito o lo pones medio minuto en el microondas y con mantequilla y mermelada... 

¡¡¡Están de muerrrrrteeeee!!!!!








18 comentarios:

  1. No me canso de decirlo: lo haces parecer tan fácil. Seguro que si me embarco en esto, no solamente el pancito no tendrá ni el sabor ni el aspecto, sino que la cocina quedará como para no entrar.
    Qué rico te quedó.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué delicia!! Me los llevo ya! Bss

    ResponderEliminar
  3. Que lindo tu blog, no lo conocia, y que buena receta, la guardo para hacerla en algun momento.
    Saludos :)

    ResponderEliminar
  4. Que riiico se ve ese pansito....yo un cafesito y pan dulce y me arreglo la tarde. No te digo que lo voy a hacer por que soy un poco desastre pero le paso la receta a mi esposo q es el panadero de la casa.
    Iela

    ResponderEliminar
  5. Ya lo creo que eres muy aplicada y estudiosa... si nos traes dulces de Semana Santa internacinal...! no hay nada que se te resista, Laly!. Son muy chulos con esa cruz, y por los ingredientes bién ricos que tienen que estar!
    GRACIAS por tus amables palabras. Y que disfrutes tú tambien mucho, de la Semana Santa.
    Besitosss.

    ResponderEliminar
  6. Que ricos .......yo los haré aunque no sea Semana Santa................un bico

    ResponderEliminar
  7. Uffffffffff, y yo para qué he entrado aquí???????? Ésto segurísimo que es pecado....... madre mía, qué bien te salieron, qué pinta tienen......

    Un besote y feliz domingo!!!!

    ResponderEliminar
  8. Qué panecillos con la cruz tan brillante, yo pasmo mirándolos pues te han quedado de portada de revista culinaria Laly! Me encanta lo hacendosa que eres y tu habilidad para poner siempre alegría en la mesa. Algún día me decidiré a hacer estas masas tan mulliditas y ya tengo varias recetas tuyas donde echar mano como estos deliciosos hot cross buns que tienen que estar de muerte para desayunar con una taza de cappuccino o chocolate.
    Un abrazo grande y las mejores cosas para ti,
    Chusa

    ResponderEliminar
  9. pues si que eres aplicada si, así me gusta! los he visto bastante estos días y la verdad es que parecen estar riquísimos

    ResponderEliminar
  10. Que buena pinta, me he quedado con ganas de hacerlos ya que tienen que estar riquísimos.
    Besos

    ResponderEliminar
  11. Me encantan solo a la vista y deben estar buenísimos.
    Los copio a ver si los hago pronto.
    Me he hecho seguidora y me quedo mirando tus recetas.

    ResponderEliminar
  12. MMMMMM que rico se ve esto!!!!!! aqui es la hora de tomar la merienda y me dejaste tentada, gracias por compartir tantas delicias!!!

    Un gran abrazo!!!!!!

    ResponderEliminar
  13. Ay sobri, cómo me gusta entrar en tu blog y reirme un ratito con tus comentarios. Lo del "bollito del subconsciente" es de lo más. Mañana tenemos reunión familiar y ya estoy deseando ver con qué nos deleitas.

    ResponderEliminar
  14. pues yo como que me quiero morir así, de gustoooo!!!! que delicia Laly!!! Un besazo!

    ResponderEliminar
  15. Se ven deliciosos amiga, ojala todos los dias fueran Viernes Santo.

    ResponderEliminar
  16. Te han quedado perfectos y seguro que riquísimos. Sí que eres una chica muy aplicada, jajaja. Un beso

    ResponderEliminar
  17. Que donde ando... tengo un problemilla con el blog, no se me actualizan las publicaciones, te has perdido 2 ! jijii. He pedido ayuda a una blogamiga, Ana, de "Viento y bambú" y me ha dicho que como primera solución, me elimines de tu lista y despues me vuelvas a poner, A Paprika, le ha dado resultado, otra solución que me ha dado es ir a un blog que entiende bastante de ésto, le pedí ayuda ayer, haber que pasa..., yo mientras cuando voy de visita les digo lo primero que te he dicho a tí, y si de paso me pueden ayudar... así que mira en que lios me meto... yo creo que me ocurrió al hacer mi ultima entrada, no la hice por el blog... y digo yo que deví meter la pata... vaya lios en los que me meto! y por ende a mis hijos, que ayer intentaron ayudarme, pero de momento, nada!
    Tú, ya veo que sigues con tus otras cosillas, me encanta que me eches de menos...! jijii, yó a tí tambien! espero que pronto tengas un ratito y puedas publicar, para deleitarme con tu receta y como nó con tu entrada!
    Besitosss GUAPETONA.

    ResponderEliminar
  18. Te han quedado de lujo! muy buena la receta, deben quedar deliciosos estos pancitos. Un beso muy grande!!!

    ResponderEliminar

Me encanta recibir visitas y pasaré a saludaros lo antes posible.
No se van a admitir comentarios anónimos.
Besos