lunes, 18 de febrero de 2013

TARTA DE GALLETAS O DE LA ABUELA





   Pues no voy a ser yo menos y también voy a celebrar el día de los enamorados Pero eso sí, como es habitual en mí, tres días después del acontecimiento. Si lo hubiera puesto el mismo día o antes habríais pensado que alguien había suplantado mi personalidad o que me había visto afectada por un grave trastorno de previsionalidad profunda alarmante.

   Por eso (y porque llevo una racha que no paro), he tenido que esperar a hoy para preparar la entrada. Para más inri, la tarta no la preparé para San Valentín, sino para celebrar mi santo y el de mi madre el día 12 de febrero (aquí la abajo firmante se llama "Eulalia", corramos un tupido velo) pero como le coloqué esos preciosos corazones pues he pensado que así mato dos pájaros de un tiro, por un lado os pongo la receta de la tradicional tarta de galletas de toda la vida y por otro os doy alguna ideílla de decoraciones "tiennnas" y románticas para estos menesteres.

   Os traigo una tarta tradicional de los cumpleaños de mi familia (y de media España y parte del extranjero). Mi abuela la preparaba maravillosamente, después mi madre tomó el relevo y hoy está aquí con vosotros. Era la única tarta que le gustaba a mi amiga del colegio, Nati, que no era nada dulcera. Fueron ella y su hermano los que la bautizaron como la tarta de la abuela. 

   No sé si la tradición familiar se acabará en mi casa porque ni a Manolo ni a las niñas les gusta especialmente, pero no quiero dejar de enseñárosla porque es todo un clásico y siempre habrá alguien que me pida una sencilla tarta de galletas


Y me la llevé al campo para comer con la familia...



INGREDIENTES

  • 3 paquetes de galletas hojaldradas (para esta tarta las utilicé redondas, pero también puede hacerse con galletas rectangulares, incluso con las de canela que le da a la tarta un sabor muy especial)
  • 1/2 litro de leche
  • 1 chorrito de ron
  • 1 taza de café (opcional)

Para la crema de margarina

  • 1 tarrina grande de margarina sin sal (en mi casa siempre de Tulipán)
  • 250 gr. de azúcar glass
  • 1 tableta de chocolate negro
  • 1/2 taza de café bien cargado (opcional)

PREPARACIÓN

   Hacemos el café que vamos a utilizar para las galletas y para la crema si hemos decidido hacer una tarta de moka. Fundimos el chocolate. Yasabéis que si lo vais a derretir en el microondas debéis hacerlo poco a poco para que no se queme.

   Batimos la margarina con el azúcar hasta que quede muy cremosa, añadimos el café y el chocolate fundido y mezclamos hasta que quede todo bien integrado.

   Ponemos en un bol la leche junto con el ron y el café. Vamos mojando la galleta en la leche (vuelta y vuelta, lo suficiente para que empape y no se desmenuce).

   Si hemos utilizado una galleta rectangular iremos colocando todas las galletas en la bandeja formando una capa y posteriormente untaremos con la crema de mantequilla. Otra capa de galletas y otra de mantequilla y así hasta que acabemos con una última capa de crema.

   Si las galletas son redondas, la cosa se complica un pelín, pero nada dramático. Vamos empapando una a una cada galleta y untando de crema, poniendo una sobre otra. Cuando ya tenemos un grupito preparado las ponemos en horizontal y vamos añadiendo galleta y crema... hasta que terminamos. Tal que así...



   Cubrimos toda de crema y decoramos al gusto. 

   Yo le planté unos corazones preciosísimos que hice de chocolate negro y blanco en unos moldes monísimos de la muerte e ideales para estos menesteres.



¡¡¡Espero que os guste!!!!

13 comentarios:

  1. Te quedo preciosa.............un bico

    ResponderEliminar
  2. Que fuerte no sabía que Nati y Jesús la llamaron así me he emocionado, te ha quedado preciosa y seguro deliciosa, un besito.

    ResponderEliminar
  3. QUE HAYAS PASADO UN LINDO DIA, LALY ,ASI CON MAYUSCULAS, la torta se ve estupenda...

    ResponderEliminar
  4. Ufff! Qué maravilla! Entra por los ojos, y... no parece que engorde!

    ResponderEliminar
  5. Por extensión, por la antigua costumbre de bautizar a la gente según el día en que nace, en el Perú a los cumpleaños les llamamos también santos. Vieras la confusión que se me hizo una vez con un amigo español por eso del santo que no coincide con el cumpleaños... según yo, porque según él eran sinónimos.
    Sobre la torta, de verla nomás se me hace agua la boca.

    ResponderEliminar
  6. Quiero entregarte el premio Indalo , después tu se lo puedes entregar a quien tú quieras eso si que cumpla los requisitos. Aquí te dejo el enlace para que lo recojas.
    http://cocina-trini.blogspot.com.es/2012/10/premio-indalo-de-bronce-indalo-de-plata.html

    ResponderEliminar
  7. Guauuuu ¡¡¡
    Yo quiero volver a probarla.
    Nati, hazla ya y me traes un trocito.
    Beso grande Laly.
    Jesús.

    ResponderEliminar
  8. Con esos corazones te ha quedado precisoa

    ResponderEliminar
  9. Laly, delicioso, que bueno se ve y con chocolate!!! Será clásica pero cada uno le damos nuestro toque personal.
    Gracias por pasarte por mi blog y dejar un comentario, me hace mucha ilusión.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  10. Bueno, bueno qué maravilla! Además de buenísima te ha quedado preciosa. Mi madre siempre la hace con esa forma de rulo. Besos guapa!

    ResponderEliminar
  11. Y tanto que gusta yo creo que es la tarta que todos de pequeños nos hacían para el cumple, esos corazones son monísimos.
    Besos

    ResponderEliminar
  12. La tarta de la abuela Laly te ha quedado chocoromàntica y esas galletitas de corazòn... bueno ideales, de verdad. Fenomenal que hayas matado dos pàjaros de un tiro, tu santo y el de los enamorados, pues felicidades con retraso por ambas cosas. Yo pasé el S. Valentìn a màs de mil km. de distancia de mi costillo, yo en Madrid, él fuera de Italia por trabajo también, y aun lo tenemos que celebrar ahora que estamos todos en casa ( con una cenita fuera y luego el cine - es ya lo ùnico de extravagante que hacemos jaja).
    Laly, que pases unos felices dìas, imagino superajetreados, como siempre
    Chusa

    ResponderEliminar

Me encanta recibir visitas y pasaré a saludaros lo antes posible.
No se van a admitir comentarios anónimos.
Besos